La base del Bitcoin: “Blockchain”, una tecnología que puede cambiarlo todo

Este es el principio fundamental que respalda la Blockchain  o Cadena de bloques , como una tecnología que tiene el poder de cambiar para siempre nuestra relación con el mundo digital.

Imagina un archivo de texto con 2 columnas, donde en una columna pone un identificador (ejemplo “xyz”) y en la otra un número (ejemplo “25”). Es decir “xyz” le corresponden “25”. Ahora imagina que ese fichero pudiera estar en miles de ordenadores duplicado, con la seguridad de que nadie lo puede alterar a traición pero cuando legítimamente se debe alterar algo, en cuestión de segundos, todos se sincronizan. Aunque uno de los miles de ordenadores desapareciese de la red no pasaría nada. Esto es lo que consigue Blockchain y aunque su magia es mucho más compleja y compuesta de más piezas como la criptografía, en esencia eso busca: un registro distribuido resistente a la sincronización y sin necesidad de confianza entre los miembros que la conforman. Algo que llevaba décadas intentándose resolver y en Bitcoin lo ha conseguido su creador, el desconocido Satoshi Nakamoto.

Una cadena de bloques es esencialmente solo un registro, un libro mayor de acontecimientos digitales que está “distribuido” o es compartido entre muchas partes diferentes. Solo puede ser actualizado a partir del consenso de la mayoría de participantes del sistema y, una vez introducida, la información nunca puede ser borrada. La cadena de bloques de Bitcoin contiene un registro certero y verificable de todas las transacciones que se han hecho en su historia.

¿Te das cuenta de la importancia de esto?

Piensa por un momento en que toda interacción que se lleva a cabo online hoy en día está respaldada por una autoridad central en la que confiamos.

No importa qué es lo que hagas ya que siempre estás confiando en que alguien te está diciendo la verdad, ya sea el banco mostrándote el balance de tus cuentas, whatsapp diciéndote que tu mensaje ha sido enviado o tu antivirus diciendo que todo está bien en tu ordenador.

De hecho, siempre existe el riesgo de que algún proveedor de información te esté mintiendo o simplemente se equivoque.

Por eso la seguridad de internet es hoy en día un caos en el que prácticamente todos los servicios pueden ser hackeados, manipulados o comprometidos.

Y cada vez les confiamos información más personal.

Bitcoin es dinero digital. Pero cuando pensamos en cosas digitales pensamos en ficheros que se pueden copiar y pegar, como las fotos de tus vacaciones, una canción o cualquier otro fichero que tienes en tu ordenador. Pero Bitcoin es diferente ya que, imagina la gracia de poder copiar y pegar dinero, no tendría sentido. Por ello existe el blockchain, el libro de contabilidad. No existen los bitcoins, no hay ficheros que representen bitcoins, solo un libro de contabilidad que consigue llevar de forma increíble la contabilidad de todo el sistema financiero.

Por primera vez en la historia se está escribiendo un libro de forma colaborativa por miles de partes. Imagina cualquier gran libro, por ejemplo la biblia para los cristianos o cualquier otro, escrito de manera colaborativa, por consenso, sin dictadores informativos diciendo que poner y que no. Imagina como de bueno sería un planeta tan transparente.

Suena increíble y gracias al concepto de consenso distribuido se puede crear un registro incorruptible de eventos pasados y presentes del mundo digital.

Además, haría esto sin comprometer tu privacidad.

Se puede registrar que el evento en cuestión ha tenido lugar y que lo ha hecho correctamente sin explicitar detalles concretos sobre el tipo de evento o las partes involucradas.

Esto explica por qué bitcoin ha venido utilizándose para llevar a cabo transacciones ilegales ya que, a pesar del acceso público y libre al “libro mayor”, la privacidad de sus usuarios está garantizada si así se requiere.

¿Cómo se construye?

La cadena de bloques es un registro de todas las transacciones que tienen lugar “empaquetadas” en bloques que los mineros se encargan de verificar.

Posteriormente serán incluidas en la cadena una vez validadas y distribuidas a todos los nodos que forman la red

Veamos en detalle:

Bloques

Un bloque es un conjunto de transacciones confirmadas e información adicional que se ha incluido en la cadena de bloques.

El bloque en progreso lo que intenta es averiguar con cálculos. Un código que sigue unas determinadas reglas para ser válido y sólo puede sacarse probando sin parar.

Pero, ¿cómo se generan estos bloques? los mineros son los encargados de esto.

Mineros

Los mineros son ordenadores/chips dedicados que aportan poder computacional a la red de bitcoin para verificar las transacciones que se llevan a cabo.

Cada vez que alguien completa un bloque recibe una recompensa en forma de bitcoins y/o por cada transacción que se realiza.

Nodos

Un nodo es un ordenador/chip conectado a la red bitcoin utilizando un software que almacena y distribuye una copia actualizada en tiempo real de la cadena de bloques.

Cada vez que un bloque se confirma y se añade a la cadena se comunica a todos los nodos y este se añade a la copia que cada uno almacena.

Una de las mayores curiosidades que tiene el protocolo bitcoin es que cada unidad no es un archivo como tal que se envía como si fuese una película o canción. En realidad, lo que se produce es un registro del cambio de propiedad de una cantidad determinada de bitcoins en la cadena de bloques.

Mal entendidos sobre la blockchain

“Bitcoin es una red descentralizada”  No es cierto.

La cadena de bloques es una red P2P en la que todos los nodos son iguales entre sí dando como resultado un sistema distribuido resistente a ataques informáticos, fallos o falsificaciones. mejor dicho no dependen de una computadora o nodo central.

De esta manera, aunque un nodo fallase se podría llegarse a aquellos otros a los que está conectado por vías alternativas.

Esto no sería posible en un sistema descentralizado. (que depende de algo central)

 

Como hemos visto, la Blockchain o Cadena de Bloques es la poderosa tecnología que da vida a Bitcoin.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *